Con un viaje “todo cambia para siempre”- Entrevista a Cris y Álex

Cristina y José Alejandro
Cristina y José Alejandro

Por: Diana Rodríguez (@diana_rodri23)

Una reacción bastó para que el estilo de vida cambiara por completo. Con el apoyo en pareja alejan el aburrimiento de sus caminos, se aventuran en nuevas direcciones y apuestan a la brújula imaginaria. Para ellos, nunca es tarde desdibujar la rutina y la edad no es impedimento cuando llevas por mantra “Ahora Toca Viajar”.

 Cristina Romagosa y José Alejandro Adamuz es su presentación formal. Para nosotros Cris y Álex, un par de soñadores expertos que comenzaron su travesía, hace más de tres años, para encontrarse con el mundo desde una mirada personal. España, el país que los crío. “Ahora Toca Viajar”, su propio país hecho blog donde “nunca hay overbooking ni fronteras”.

 ¿Al narrar sus historias qué creen que aportan a la sociedad?

 C&A: pensamos que el que tiene posibilidad de viajar tiene siempre la obligación de contar lo que ve. Al escribir sobre nuestros viajes queremos transmitir la ilusión y las ganas por conocer y disfrutar del mundo.

 ¿Qué significa Ahora Toca Viajar para ustedes?

 C&A: que se acabó lo anterior y se dio inicio a una nueva forma de ver la vida, en la que el viaje es una respuesta a la crisis general que vivimos en estos tiempos. ¡Arriesgarse! En octubre viajaremos por Latinoamérica sin billete de vuelta. Es un proyecto que veníamos teniendo desde hace más de dos años. Por fin logramos que todo encajara y  ¡volaremos hacia nuevas aventuras!

 ¿Cuántos idiomas en sus mochilas?

 C&A: menos de los que deberíamos (RISAS) ente los dos sumamos el inglés, el francés, y cuatro palabras de alemán.  La verdad es que no se nos dan muy bien los idiomas.

Vestidos de apicultor en Pamiers, al Sur de Francia.
Vestidos de apicultor en Pamiers, al Sur de Francia.

¿Un lugar para criar a sus hijos sería…?

 C&A: pues nunca nos lo habíamos planteado hasta ahora (RISAS) Seguramente nuestro propio país donde es fácil disfrutar del mar, la naturaleza y es fácil viajar a todo el mundo. Aunque hablando de ideales, lo máximo sería poder viajar con los hijos también. Criar a nuestros hijos en el camino, como una pequeña familia de robinsones. ¡Sí, eso es un sueño bonito!

 ¿En pareja se viaja mejor?

 C&A: lo bueno de los viajes en pareja es que son una forma de conocimiento conjunto. Compartir un viaje ayuda a fortalecer la relación sentimental de la pareja. Creemos que todos los consejeros matrimoniales deberían llevarse a las parejas con problemas de viaje. Si esos problemas no tienen solución cuando vuelvan lo harán separados; si por el contrario tienen solución, volverán más unidos que nunca. Evidentemente, esto los consejeros lo ocultan porque en ambos casos su trabajo se acabaría.

 ¿Algún shock cultural en los viajes?

 C&A: en Dubái tuvimos que adaptarnos a las normas sociales rígidas de los Emiratos (prácticamente no puedes caminar cogidos y tampoco andar dándote besos con tu pareja a todo rato y de forma ostensible). También fue un shock cultural ver a lo que llega el poder económico y el lujo que se respira en la ciudad. Por otro lado, estaban los “convidados de trabajo” que así llaman a los inmigrantes que trabajan en la construcción y en tareas domésticas por muy poco dinero y que viven en pisos pequeños compartidos o, peor, en chabolas y en los propios recintos de las obras.  Todo esto está oculto en Dubái. Allí sólo puede lucir la cara amable del lujo.

 Rusia, Roma, Malta, Marruecos, Florencia, Berlín, Madrid, Irlanda, Londres, Barcelona, Dubái, Cataluña, Latinoamérica y millones de planes viajeros traducen el trabajo compartido de Cris y Álex como bloggers. Ambos nos enseñan que “desde la subjetividad puedes emocionarte con un lugar” y una vez dado el primer viaje “todo cambia para siempre” y…

 ¿Pueden llegar a ser?

C&A: aventureros como Marruecos,  soñadores como Florencia, luchadores como Berlín, amistosos como Irlanda…Idealistas como Londres.

Playa de Irlanda, en el Anillo de Kerry.
Playa de Irlanda, en el Anillo de Kerry.

Más de Cris y Álex en: http://www.ahoratocaviajar.com/

Advertisements

Con pies viajeros- Entrevista a Karla Bade

 

Por: Diana Rodríguez (@diana_rodri23)

La creatividad es parte de un mochilero, ya sea para preparar aventuras o proyectos. Karla Bade hace de sus viajes un homenaje a sus pies mexicanos mostrándolos como protagonistas de sus fotos. Desde pequeña se interesaba por los mapas, atlas, libros de otros países, idiomas; y pasaba horas viendo programas de viajes.

Creció en una familia multicultural y su pasión por conocer ha hecho que los viajes sean parte de sus metas. “Cuando estaba por terminar la carrera en Literatura Alemana decidí que no quería dedicarme a eso sino a viajar y descubrir el mundo, fue ahí cuando enfoqué mi vida a ello y es desde entonces, que decidí que el viajar sería prioridad”, enfatiza Karla.

 ¿Viajar es?

K: Curiosidad. Definitivamente esa sed de conocer, de no poderme quedar con los brazos cruzados ni con los pies fijos sobre la tierra. Viajar me recarga de energía, es alimento para mi alma.

Karla es la creadora del blog “My World Traveling Feet”, en este sitio muestra sus aventuras en los veintiséis países que ha visitado hasta ahora como: Argentina, Chile, Brasil, Italia, España, Portugal, México, Francia, Alemania, Polonia, Irlanda, Egipto, Perú, Bolivia y más.

¿Por qué la idea de mostrar tus pies?

K: La idea es una especie de homenaje y agradecimiento a mis pies viajeros que me llevan a lugares que jamás creí conocer. Es gracias a ellos que camino el mundo y lo mínimo es agradecerles de esta manera, por eso, ellos son los personajes principales de mis aventuras por el mundo.

Karla fotografiando sus pies
Karla fotografiando sus pies

Generalmente, tratamos de reseñar lo mejor de los viajes ¿pero cuál ha sido la aventura más caótica?

K: Mi regreso de un viaje que hice a Cracovia en el 2006. Era invierno y hubo un banco de neblina que no permitía despegar a los aviones. Realmente era impresionante la neblina ya que ni siquiera podía distinguir si había algo delante de mí a tan sólo medio metro. Era como estar dentro de un cuarto blanco sin poder ver nada a tu alrededor. Dos días después, abrieron el espacio aéreo mas el único aeropuerto que estaba abierto era uno que quedaba en Katowice a unas horas de Cracovia. Conseguí un vuelo para poder regresar a Alemania (que era donde estaba viviendo en aquel entonces) pero cuando estábamos a punto de despegar, el avión giró en la pista y volvió al aeropuerto: habían cerrado nuevamente el espacio aéreo. Después de tres días en total de esperar pude volar de regreso a Alemania, conseguí un autobús que atravesó parte de Polonia y toda Alemania de un extremo al otro para poder llegar, 17 horas después, a Dortmund. De ahí tenía que llegar al aeropuerto de Hannover (unas casi 3 horas más de tren) para poder tomar mi vuelo a París. Creí que no lo conseguiría, estaba agotada, desesperada y con un sueño tremendo, más lo logré apenas. ¡Ese ha sido uno de mis viajes más desesperantes!

 ¿Y el shock cultural más fuerte como mochilera?

 K: Bolivia fue uno de los países que más me ha impresionado en la vida. Llegar a La Paz, la actitud de la gente con los extranjeros, dormir en un hotel a un lado del mercado de las brujas donde cuelgan fetos de llamas, caminar en la capital de un país latinoamericano en donde las calles siguen siendo de tierra y el ambiente de la ciudad es muy pesado, ha sido de mis shocks culturales más impresionantes junto con el viaje en autobús de La Paz a Uyuni, toda una experiencia…

Lago Todos los Santos en Chile
Lago Todos los Santos en Chile

Las aventuras de Karla son infinitas, interesantes y con una gran carga social. Esta enérgica viajera políglota hace de sus viajes la mejor universidad. “No pretendo bajar el ritmo de los viajes, aunque llegue a ser viejita y necesite de silla de ruedas seguiré viajando, ahora con mis ruedas viajeras”, comenta entre risas.

 Has visitado varios países en Latinoamérica ¿y Venezuela?

K: Sí, me encantaría poder ir a Venezuela. Tengo amigos allá y me encantaría poder visitar Caracas, Mérida, Maracay, y sobre todo, muero de ganas de conocer la Isla de Margarita y Los Roques.

Chichen Itzá en México
Chichen Itzá en México

Al conocer de la existencia de “My World Traveling Feet” entendimos que, definitivamente, la creatividad sólo se logra al divertirnos. Gracias, Karla, contigo aprendimos que aunque el camino se ponga cuesta arriba, o se extrañe el baño o la comida de nuestra casa, siempre las ganas de aventurar el mundo y “esa sed de viajar es mayor que el querer regresar pronto”.

Más de Karla en: http://myworldwidetravelingfeet.wordpress.com/