Episodio #2: El Yaque

 Estamos felices de compartir con ustedes otra aventura de nuestros viajes. En este episodio nos fuimos a El Yaque, una playa que se encuentra en la bella isla de Margarita y es el paraíso del Windsurf y Kitesurf. El Yaque nos demostró que realmente es una tierra de campeones. “Si tienes la posibilidad de conocer esos campeones deportivos ¿por qué no ir a visitarlos?” -nos preguntamos. Así fue como decidimos volar hacia la perla de Venezuela y por allá descubrimos los nuevos deportes como el Flyboard, las historias más envidiables del mundo; y que puedes conocer sin pagar nadita. Tan sólo con acercarte a ellos, con el buen trato cálido que los caracteriza, narran sus anécdotas para darte la bienvenida a ese paraíso que sin duda te enamorará.

“Travelling makes up your personality” – Interview with Daniel Richter

Daniel en Panamá
Daniel in Panama

By: Diana Rodríguez (@Diana_rodri23) Génesis Celis (@GeGabriela)

Adventurous and determined spirit Daniel Richter walks toward his goal: creating a network of known people around the world, that expands itself with each trip. Daniel, 27, tries to seek out what really is important in life; he’s moved by curiosity, fun, adventure or simply “doing something different”. Escaping the bad weather and enjoying the tropical side of the world are his good reasons to continue traveling and meeting places. Daniel finds a good opportunity in his wanderings for building up his personality, there he appreciates the great enjoyment that produces each trip, besides taking ideas and impressions of other cultures. For him, these experiences “worth more than anything else that is bought with money.”

About Daniel

Daniel Richter, 27 years old.

Hometown: Stuttgart, Germany.

Lives in: Bern, Switzerland.

Profession: environmental engineering.

Has travelled to:

– EEUU/Canada, Michigan, Detroit, Niagara Falls (2003) Programa de intercambio
– Dubai, Suráfrica (2010) – 4 semanas
– Malaysia (Borneo), Indonesia, Thailand, Cambodia (Angkor Wat Temples), Phillipines (2010/2011)
– Canada, Newfoundland (2011)
– Canada, Newfoundland (2012)
– Canada, Newfoundland (2012/2013)
– Malaysia, Thailand, Singapore (2013)
– Malaysia, Thailand (2013)
– Costa Rica, Panama (2014)

-Venezuela (2014)

Other countries such as:

England, France, Spain, Italy, Austria, Czech Republic, Slovenia, Croatia, Turkey, San Marino and the Netherlands.

His rhetoric of life is::

“The question I ask myself is: what would you do if your life expectancy is limited? I would go to see and explore the world as much as I can and try to be the best person I can be …”

 

When did you start travelling?

D: It started all when I went into an exchange program. First, it was not backpacking, but I started by travelling to the US on my own when I was 16. They put me into a program to go to the US and then I stayed with a family in Detroit.

And there I started to think, ok you can go outside and even with 16 years old you can live with another family.

It was more difficult in the beginning to make this step, to leave your safe place and to leave, start travelling.

That was my first travel, that inspired me to travel more, and then it took me a couple of years to travel again.

 How did your backpacker life begin? 

D: My next trips were in 2010, I took my backpack and said I’m going to South Africa, just to explore something new.

 Were you there by yourself? 

D: Yes, I knew a person there, and because of that, it wasn’t that scary. Then I stayed a couple of days in Dubai, which was also a great experience outside my comfort zone, it wasn’t western world anymore, not European world anymore.

Dubai is Arabian, Arabs with turban. Europe and the US is quite similar, also Canada is still like western world. But Dubai and South Africa is completely different, Dubai is completely different from South Africa and completely different from Europe.

 Were you impressed by this change of surroundings?

D: In Dubai I was surprised that every single thing was so functional, they wasted a lot of energy, like an air-conditioned bus stop that I saw. When I walked around I saw the most expensive cars, a lot of them.

What’s the difference between travelling as a tourist, student of an exchange program or as a backpacker?

D: As a backpacker you are definitely freer, you just choose where you want to go. It can also depend of how you travel, if you travel by yourself or if you travel as a group.

Group is good but in a way others limit you, you are always in need to stay with the group, to go to this or that place, even if you really want to see something else. If you’re on your own, you just do what you want.

 A remarkable travelling experience?

D: An experience which I find really impressive was bungee jumping in South Africa, the highest bungee bridge in the world. That were 216 meters and I jumped off this bridge, got really really impressed. Definitely the coolest experience of my life.

I had to choose between jumping off of an airplane or jumping down from a bridge, so I decided the bridge is even scarier because you are closer to the ground.

Foto de Daniel, Margarita- VenezuelaMargarita- Venezuela. By Daniel

 How did you choose your first trips? 

D: I hadn’t had much money as a student and I wanted to study somewhere else, I did an internship in Malaysia because of one professor that had a connection to the university. There was a moth of pure working and then two and a half month traveling as a backpacker.

I studied environmental engineering in the University of Stuttgart, in Germany and in some point I had to do and internship of my study so I decided that I wanted do it in Malaysia. I also wanted to improve my English. I worked there at a biogas plant.

One of the best experience of my life, I’d do it again.

It’s a really interesting thing to see, you come from a European world and you are used to it, when you get out of there, you see what’s different, for example,  different relations, Malaysia is highly influenced by Muslims. I would say they still say there is not discrimination, but it’s not true. Definitely not true.

 Which countries have you visited? How do you choose the next country you’ll go?

D: I have traveled more in Asia, like Malaysia, Philippines, Cambodia, Thailand, Singapore, Indonesia. A lot of countries but they are all around, close to each other. I had my apartment there in Malaysia; I made friends during that time.

In Malaysia I stayed for six month, but in the six month I travelled to those places. In Asia, flying is really cheap. It’s very very easy to travel. I think it’s harder here (South America), so much more expensive.

I had to say, I went back to Malaysia and Thailand two times afterwards, and then I decided there’s more to see in the world and I met many travelers. When I’m back home, I’m also interested in travelling and I ask people like, where they want to go, where they had been already. If you meet a traveler, you discuss the places. I met a guy who told me he was in Botswana, and said that’s the place you have to go.

 Do you identify yourself with the people or cultures that you visit?

D: Part of me definitely does, when I travel get out of my zone, and meet so many different things and also meet really great thing from every country.  In my personality as well, like it change my personality in a way. As a European person you always see that there isn’t a great communication. We sit in a train and we don’t talk to anybody else.

In Costa Rica, people are more open minded, more friendly; they want to know where are you from, what you do, and ask personal question which I really really like. I wish I could take their personality back to my country.

I’ve learnt a lot. I think is a great experience for yourself, it really makes up your personality. It makes me grow as a person for sure. I would never buy a car instead of travelling, for example. Travelling is so much more. It helps you understand the world better and shows you that things are different.When I got home, I can always share my experience and tell other people how it is in other countries. That you can go to Caracas and you don’t die, it is what, sometimes, people think in the outside.

 How did you get to choose Venezuela as you destination?

D: To come here in Venezuela, for me it was hard to take this decision. One experience I can share: my friend Jessica came to South America, and she was in Colombia, Peru, Ecuador, and she said like, you can go to all this countries and she trace a map of South America and she crossed over Venezuela and said, that’s the country you can’t go. I said why I cannot go there? And she was like, every traveler say it’s so dangerous to go there. I said, did you meet them, did they go there? And none of them told her that they have been to Venezuela.

So I made my decision based on her, based of the people I knew already in Panama because I stayed there with Venezuelans. They said it was dangerous but still a really nice country, and you go there and you survive.  So I’m really really happy I’ve made this decision, and actually get to see this country.

Foto de Daniel, El Ávila- VenezuelaEl Ávila- Venezuela. By Daniel

 Do you register your trips? 

I take a lot of pictures, for example now I’ve probably taken 400 pictures in two weeks. Everywhere you go you see so many things that you don’t have in your country, and I always try to capture it. Maybe if it’s an old car or construction work, for example. It depends totally on where I am.

Have you thought of making a blog about your backpacker life? 

D: When I get home from a trip I take my pictures, the ones I really like and then I make them a little bit more pretty and put it online. But I don’t leave them on Facebook for very long, just for two weeks and then take them off. I feel it as my private memory. Of Venezuela, for example, I would definitely write a little thing, maybe five or six sentences of my experience here, to people know.

 Have you had any plans for your next trip?

D: Not specifics, but for sure as soon as I take holidays I go somewhere off Europe, of course I want to see more of the world. I want to come back to see more of South America, I want to see more of Africa.

Daniel en Panamá
Daniel in Panama

“Viajar te ayuda a forjar tu personalidad” – Entrevista a Daniel Richter

Daniel en Panamá
Daniel en Panamá

Por: Génesis Celis (@GeGabriela)

Con espíritu aventurero y determinado, Daniel Richter se encaminó a su objetivo: crear una red de conocidos alrededor del mundo que se extiende con cada viaje. A Daniel, de 27 años, lo mueve el buscar descubrir qué es realmente importante en la vida; además de otras razones como curiosidad, diversión, aventura o simplemente “hacer algo diferente”. Escapar del mal clima y disfrutar el lado tropical del mundo son sus buenos criterios para continuar viajando y conociendo lugares. Daniel halla una buena oportunidad en sus andanzas para forjar su personalidad, allí valora el gran disfrute que le produce cada recorrido, además de tomar ideas e impresiones de otras culturas. Para él estas experiencias “valen más que cualquier otra cosa que se compre con dinero”.

Ficha

Daniel Richter, 27 años,

Cuidad Natal: Stuttgart, Alemania

Vive actualmente en Berna, Suiza

Se desempeña como Ingeniero Ambiental

Ha viajado a:

– EEUU/Canada, Michigan, Detroit, Niagara Falls (2003) Programa de intercambio
– Dubai, Suráfrica (2010) – 4 semanas
– Malaysia (Borneo), Indonesia, Thailand, Cambodia (Angkor Wat Temples), Phillipines (2010/2011)
– Canada, Newfoundland (2011)
– Canada, Newfoundland (2012)
– Canada, Newfoundland (2012/2013)
– Malaysia, Thailand, Singapore (2013)
– Malaysia, Thailand (2013)
– Costa Rica, Panama (2014)

-Venezuela (2014)

Y a otros países:

Inglaterra, Francia, España, Italia, Suiza, Alemania, Austria, República Checa, Eslovenia, Croacia, Turquía, San Marino y Países Bajos.

 Su retórica de vida:

“La pregunta que me hago es: ¿qué harías si tu esperanza de vida es limitada? Saldría a ver y a explorar el mundo lo más que pueda y trataría de ser la mejor persona que pueda ser…”

 

¿Cuándo comenzaron los viajes?

D: Todo comenzó cuando viajé a través de un programa de intercambio. Al principio no fue de mochilero pero empecé a viajar por mi cuenta a los Estados Unidos cuando tenía dieciséis años. Me enviaron a un programa de intercambio en Estados Unidos y me quedé con una familia en Detroit.

Allí fue cuando comencé a pensar, está bien, tú puedes ir afuera, y aún así con dieciséis años tú puedes vivir con otra familia. Fue más difícil al principio tomar esta decisión, dejar tu lugar seguro e irte, empezar a viajar. Ese fue mi primer viaje, eso me inspiró a viajar más y entonces me tomó un par de años viajar otra vez.

 ¿Cómo comenzó la vida de mochilero?

D: Mis próximos viajes fueron en el 2010, tomé mi mochila y dije: ‘me voy a Sudáfrica, sólo para explorar algo nuevo’.

¿Viajaste allí solo?

D: Sí, yo conocía a alguien allí y, por eso, no tuve tanto miedo. Luego me quedé un par de días en Dubái, lo cual fue también una gran experiencia fuera de mi zona de confort, ya no era el mundo occidental, ya no era el mundo europeo.

Dubái es árabe, árabes con turbantes. Europa y los Estados Unidos es algo parecido, también Canadá es parte del mundo occidental. Pero Dubái y Sudáfrica es completamente diferente a Europa.

 ¿Cuál fue la impresión que dejó en ti este cambio de ambiente?

D: En Dubái me sorprendió que cualquier cosa fuera muy funcional, ellos gastan mucha energía, como una parada de autobús con aire acondicionado que vi. Cuando caminaba por las calles vi los carros más costosos, muchísimos de ellos.

¿Cuál es la diferencia más notable entre viajar como turista o estudiante de intercambio y viajar como mochilero?

D: Como mochilero eres definitivamente más libre, tú escoges a dónde quieres ir. Eso también depende de cómo viajes, si viajas solo por tu cuenta o si viajas en grupo.

En grupo es bueno pero en cierto modo los otros te limitan, siempre estás en la necesidad de estar cerca del grupo, de ir a este o aquel lugar, aún así quieras de verdad ver otra cosa. Cuando vas por tu cuenta, haces lo que quieres.

¿Alguna experiencia impactante en tus viajes?

D: Una experiencia que encuentro realmente impresionante fue el salto en Bungee en Sudáfrica, el puente de Bungee más alto del mundo. Fueron 216 metros y salté de ese puente, fue impactante. Definitivamente la experiencia más cool de mi vida.

Tenía que escoger entre saltar de un avión o saltar de un puente, entonces decidí que saltar de un puente es aún más aterrador porque estás más cerca del piso.

Foto de Daniel, Margarita- Venezuela
Foto de Daniel, Margarita- Venezuela

¿Cómo escogiste tus primeros viajes?

D: No tenía mucho dinero como estudiante y quería estudiar en otro lugar, hice unas pasantías en Malasia gracias a un profesor que tenía relación con esa universidad. Fue un mes de puro trabajo y luego dos meses y medio de viajes como mochilero. Estudié ingeniería ambiental en la Universidad de Sttugart, en Alemania, y en un punto debía hacer una pasantía de mi estudio, entonces decidí que la quería hacer en Malasia. También quería mejorar mi inglés. Trabajé allí en una planta de biogás. Una de las mejores experiencias de mi vida, lo haría de nuevo.

Es algo muy interesante, tú vienes de un mundo europeo y estás acostumbrado a él, cuando sales de allí, ves lo que es diferente, por ejemplo, las diferentes relaciones, Malasia está altamente influenciada por musulmanes.

Podría decir que no hay discriminación, pero no es verdad. Definitivamente no es verdad.

 ¿Cuáles países has visitado y cómo eliges el próximo país que visitarás?

D: He viajado más en Asia, como Malasia, Filipinas, Camboya, Tailandia, Singapur, Indonesia. Muchos países están por ahí, cerca unos de otros. Tuve mi apartamento en Malasia; hice amigos durante ese tiempo.

En Malasia me quedé por seis meses, pero en esos seis meses pude viajar a esos lugares. En Asia, volar es muy barato. Es muy, muy, fácil viajar. Creo que es más difícil aquí (Suramérica), mucho más costoso.

Debo decir, volví a Malasia y a Tailandia dos veces luego, y entonces decidí que hay más por ver en el mundo, y conocí a muchos viajeros.

Cuando regreso a casa, estoy también interesado en viajar y en preguntarle a la gente a qué lugares les gustaría ir, a cuales han estado ya. Si conoces a un viajero, puedes debatir sobre los lugares. Conocí a un tipo que me dijo que estuvo en Botsuana y dijo que era el lugar al que yo debía ir.

 ¿Te identificas con la gente y las culturas que visitas?

D: Parte de mí definitivamente lo hace, cuando viajo salgo de mi zona y conozco muchas cosas diferentes, también conozco muchas cosas buenas de cada país.

En mi personalidad también, cambia mi personalidad también en cierto modo. Como europeo tu siempre vez que no hay muy buena comunicación. Nos sentamos en un tren y no hablamos con nadie.

En Costa Rica la gente es más de mente abierta, más amigable; quieren saber de dónde viajes, qué haces, te hacen preguntas personas, lo cual me agrada realmente. Yo deseo tomar un poco de su personalidad y llevarla a mi país.

He aprendido mucho. Yo pienso que es una gran experiencia para uno mismo, realmente ayuda a forjar tu personalidad. Te hace crecer como persona, sin duda. Yo nunca compraría un carro en lugar de viajar, por ejemplo. Viajar es mucho más. Te ayuda a entender el mundo mejor y te enseña que las cosas son diferentes.

Cuando regreso a casa, yo siempre puedo compartir mi experiencia y decirle a la gente cómo son las cosas en otros países. Que puedes ir a Caracas y no mueres, eso es lo que, a veces, la gente piensa afuera.

¿Cómo fue que decidiste venir a Venezuela?

D: Venir a Venezuela, para mí fue una decisión difícil. Una experiencia que puedo compartir: mi amiga Jessica vino a Suramérica, estuvo en Colombia, Perú, Ecuador y me dijo: “tú puedes ir a todos estos países”, y marcó un mapa de Suramérica y trazó una cruz en el de Venezuela y dijo: “este es el país al que no puedes ir”.

Le pregunté, ‘¿por qué no puedo ir allí?’ Y me dijo que todos los viajeros dicen que es muy peligroso ir allí. Le dije, ‘¿los conoces? ¿ellos fueron?’.  Y ninguno le dijo que había estado en Venezuela.

Entonces tomé mi decisión basado en ella, basado en la gente que conocí en mi viaje a Panamá porque me quedé allí con venezolanos. Ellos dijeron que era peligroso pero que aun así era un muy buen país y que podía ir y sobrevivir. Así que estoy realmente feliz de haber tomado esta decisión, y poder llegar a ver este país.

Foto de Daniel, El Ávila- Venezuela
Foto de Daniel, El Ávila- Venezuela

¿Cómo registras tus viajes?

D: Tomo muchas fotografías, por ejemplo, ahora he tomado 400 fotos en dos semanas. A cualquier sitio que vayas ves muchas cosas que no existen en tu país y siempre trato de capturarlas. Puede que sea un automóvil antiguo o un trabajo de construcción, por ejemplo. Depende totalmente de dónde esté.

¿Por qué no hacer un blog con todas tus anécdotas como mochilero?

D: Cuando llego a mi casa de un viaje, tomo mis fotos, las que realmente me gustan, las embellezco un poco y las subo a Internet. Pero no las dejo por mucho tiempo en Facebook, sólo por dos semanas y luego las quito. Siento que son mi recuerdo privado.

De Venezuela, por ejemplo, sin duda alguna escribiré algo corto, quizás cinco o seis oraciones de mi experiencia aquí, para que la gente sepa.

 ¿Ya tienes planes para tu próximo destino?

D: No específicos, pero sin duda, tan pronto tome mis vacaciones iré a algún sitio fuera de Europa, por supuesto que quiero ver más del mundo. Quiero regresar a ver más de Suramérica, quiero ver más de África.

Daniel en Panamá
Daniel en Panamá

Más de Daniel: https://www.facebook.com/daniel.richter.12979431?fref=ts

Con un viaje “todo cambia para siempre”- Entrevista a Cris y Álex

Cristina y José Alejandro
Cristina y José Alejandro

Por: Diana Rodríguez (@diana_rodri23)

Una reacción bastó para que el estilo de vida cambiara por completo. Con el apoyo en pareja alejan el aburrimiento de sus caminos, se aventuran en nuevas direcciones y apuestan a la brújula imaginaria. Para ellos, nunca es tarde desdibujar la rutina y la edad no es impedimento cuando llevas por mantra “Ahora Toca Viajar”.

 Cristina Romagosa y José Alejandro Adamuz es su presentación formal. Para nosotros Cris y Álex, un par de soñadores expertos que comenzaron su travesía, hace más de tres años, para encontrarse con el mundo desde una mirada personal. España, el país que los crío. “Ahora Toca Viajar”, su propio país hecho blog donde “nunca hay overbooking ni fronteras”.

 ¿Al narrar sus historias qué creen que aportan a la sociedad?

 C&A: pensamos que el que tiene posibilidad de viajar tiene siempre la obligación de contar lo que ve. Al escribir sobre nuestros viajes queremos transmitir la ilusión y las ganas por conocer y disfrutar del mundo.

 ¿Qué significa Ahora Toca Viajar para ustedes?

 C&A: que se acabó lo anterior y se dio inicio a una nueva forma de ver la vida, en la que el viaje es una respuesta a la crisis general que vivimos en estos tiempos. ¡Arriesgarse! En octubre viajaremos por Latinoamérica sin billete de vuelta. Es un proyecto que veníamos teniendo desde hace más de dos años. Por fin logramos que todo encajara y  ¡volaremos hacia nuevas aventuras!

 ¿Cuántos idiomas en sus mochilas?

 C&A: menos de los que deberíamos (RISAS) ente los dos sumamos el inglés, el francés, y cuatro palabras de alemán.  La verdad es que no se nos dan muy bien los idiomas.

Vestidos de apicultor en Pamiers, al Sur de Francia.
Vestidos de apicultor en Pamiers, al Sur de Francia.

¿Un lugar para criar a sus hijos sería…?

 C&A: pues nunca nos lo habíamos planteado hasta ahora (RISAS) Seguramente nuestro propio país donde es fácil disfrutar del mar, la naturaleza y es fácil viajar a todo el mundo. Aunque hablando de ideales, lo máximo sería poder viajar con los hijos también. Criar a nuestros hijos en el camino, como una pequeña familia de robinsones. ¡Sí, eso es un sueño bonito!

 ¿En pareja se viaja mejor?

 C&A: lo bueno de los viajes en pareja es que son una forma de conocimiento conjunto. Compartir un viaje ayuda a fortalecer la relación sentimental de la pareja. Creemos que todos los consejeros matrimoniales deberían llevarse a las parejas con problemas de viaje. Si esos problemas no tienen solución cuando vuelvan lo harán separados; si por el contrario tienen solución, volverán más unidos que nunca. Evidentemente, esto los consejeros lo ocultan porque en ambos casos su trabajo se acabaría.

 ¿Algún shock cultural en los viajes?

 C&A: en Dubái tuvimos que adaptarnos a las normas sociales rígidas de los Emiratos (prácticamente no puedes caminar cogidos y tampoco andar dándote besos con tu pareja a todo rato y de forma ostensible). También fue un shock cultural ver a lo que llega el poder económico y el lujo que se respira en la ciudad. Por otro lado, estaban los “convidados de trabajo” que así llaman a los inmigrantes que trabajan en la construcción y en tareas domésticas por muy poco dinero y que viven en pisos pequeños compartidos o, peor, en chabolas y en los propios recintos de las obras.  Todo esto está oculto en Dubái. Allí sólo puede lucir la cara amable del lujo.

 Rusia, Roma, Malta, Marruecos, Florencia, Berlín, Madrid, Irlanda, Londres, Barcelona, Dubái, Cataluña, Latinoamérica y millones de planes viajeros traducen el trabajo compartido de Cris y Álex como bloggers. Ambos nos enseñan que “desde la subjetividad puedes emocionarte con un lugar” y una vez dado el primer viaje “todo cambia para siempre” y…

 ¿Pueden llegar a ser?

C&A: aventureros como Marruecos,  soñadores como Florencia, luchadores como Berlín, amistosos como Irlanda…Idealistas como Londres.

Playa de Irlanda, en el Anillo de Kerry.
Playa de Irlanda, en el Anillo de Kerry.

Más de Cris y Álex en: http://www.ahoratocaviajar.com/

Marisol: “viajar es disfrutar, no una carrera para sumar países”

Por: Diana Rodríguez (@diana_rodri23)

“Mi Mundo Viajero” se llama el blog; ella, Marisol. En común: las letras y las fotografías que deja cada viaje.

Con más de dos mil seguidores en Twitter, Marisol se ha convertido en adicta a la escritura; no es para menos si cada aventura que hace merece ser reseñada y compartida. Ya son 30 países recorridos entre Asia, África y Europa que hacen de esta soñadora una Travel Blogger.

¿El primer miedo a vencer cuando decidiste viajar?

M: Cuando realicé mi primer viaje fuera de España y vi que los miedos al idioma, que era mi mayor preocupación, eran infundados. Al final acabas entendiéndote sin saber mucho inglés, ya que los dibujos en un cuaderno o la mímica también funcionan.

¿Cómo planificas el destino y sustentas tus viajes?

M: Para que un viaje me salga lo más barato posible lo primero que tengo en cuenta es lo caro que es el país, y a partir de ahí intento buscar ofertas en los billetes del vuelo, que al ser lo más caro me reduce mucho el presupuesto total del viaje. Como ejemplo os pondré el del año pasado, el billete A Milán (Italia). Milán fueron 302 euros. Mientras que el billete a Kuala Lumpur (Malasia) y Manila (Filipinas) no llegó a 100 euros. 10 días en Malasia, con vuelo a Borneo y 21 días en Filipinas conociendo cuatro islas distintas rondarían los 1600 precio total. Por un mes y en la otra punta del mundo: ¿qué más se puede pedir?

Marisol en Petra-Jordania
Marisol en Petra-Jordania

¿Cuál fue el viaje más largo?

M: El viaje en el que más tiempo he estado fuera de casa fue de 45 días. En él recorrí la India, Nepal y Sri Lanka. Y en ese momento no me dio tiempo a echar de menos mi país de hecho hubiera seguido recorriendo los países colindantes. Es como una adicción, cuanto más viajas más quieres seguir viajando.

¿El país define la crianza de un hijo? ¿Elegirías alguno en específico?

 M: Cualquier sitio es bueno, no creo que sea el país lo que te repercuta en la educación de un hijo. El ver cómo es la vida en cada lugar te ayuda, creo yo, a ser mejor persona aunque el lugar a priori pensemos que no es el adecuado. Por eso, no me gusta nada cuando la gente que no ha visto lo que realmente hay por el mundo hace comentarios de desprecio hacia otros países, como “yo no iría nunca a la India (por poner un ejemplo), que ahí hay mucha miseria”. Lo que no ven es que la mayor parte de esa gente es mucho más feliz que ellos, siempre les ves con una sonrisa en la boca y están más a gusto consigo mismos con lo poco que tienen que esas personas que se dedican a hacer críticas gratuitas y que sólo viven para tener un coche o un móvil mejor.

¿Algún shock cultural?

M: la India. Me impactó, pero, no por la pobreza que ves sino por lo felices que son las personas que viven allí con lo que tienen, la religiosidad que se respira y también por la suciedad que hay en cualquier sitio al que vas. También me ha encantado Japón, lo organizados que son, lo puntuales, lo amables y las ganas de ayudarte y sobre todo lo limpio que está todo.

Marisol desde Kyoto en Japón
Marisol desde Kyoto en Japón

Viajar es un ir y venir de aventuras, emociones, sorpresas culturales y puerta abierta para la amistad. Para Marisol, adicional, es la sensación de no querer regresar al punto de partida. “Cuanto más dura un viaje más me gustaría que continúe. Cada día es una experiencia nueva”, afirma.

¿Qué cambia la forma de vida de un mochilero?

M: lo importante en un viaje no es dónde te alojas o lo que gastas, sino conocer la esencia del lugar, interactuar con la gente que vive allí y no sólo ver aquello que las autoridades del país quieren enseñar al turista.

Para nuestra amiga mochilera la experiencia está en saborear los momentos y enriquecerte de ellos, porque “viajar es disfrutar no una carrera para sumar países”.

Desde Palmira con unos beduinos en Siria
Desde Palmira con unos beduinos en Siria

Más de Marisol en: http://mimundoviajero.wordpress.com/

Viajar: un aprendizaje, la mejor medicina – Entrevista a Anna

Por: Diana Rodríguez (@diana_rodri23)

Realizar un viaje es trasladarse no sólo a un lugar sino a una cultura donde se conocen idiomas, leyes e idiosincracia; compartir esa aventura regala reflexiones, ideas y nuevos propósitos de vida a otros. Anna sabe muy bien de lo que hablamos, porque es precisamente lo que proyecta con cada publicación que sube a su blog “Diario de viaje de Kiana”.

La meta siempre es conocer las culturas de otros países, pero ¿España? ¿Qué haces cuando no puedes viajar al exterior?

A: Soñar con los viajes y buscar la manera de poder conocer sitios dentro de mi propio país (España) ya que tenemos lugares muy lindos a pocos kilómetros de casa, que muchas veces no valoramos o dejamos de lado por el hecho de que son muy accesibles y creemos que podemos visitarlos en cualquier momento.

¿Cuánto tiempo te lleva planificar un viaje a un nuevo destino?

A: Depende del viaje, de la duración (escapada corta o viaje largo), del conocimiento o desconocimiento del destino (si ya he estado anteriormente o no). Cuando decido un destino y compro los billetes, empiezo a mirar rutas, hoteles. Yo no disfruto sólo con el viaje sino que ya disfruto con el proceso de planificación y prefiero planificar bastante antes de partir, dejando siempre cierto espacio para la improvisación. Me gusta organizar la ruta para no tener que perder tiempo durante el viaje en asegurarme algo básico como un techo bajo el que dormir. También obtengo, a través de internet, algunas entradas de lugares que sé que quiero visitar y que sé que obtenerlas físicamente en el destino me podría hacer perder mucho tiempo o podrían agotarse y quedarme sin la visita.

Anna en Chile
Anna en Chile

 

Aproximadamente 21 países visitados, múltiples cultura e interpretaciones… ¿Un shock cultural inolvidable?

A: Supongo que visitar países musulmanes en los que el papel de la mujer queda relegado a un segundo plano, privadas de libertades y donde su opinión no es tenida en cuenta y ni siquiera escuchada.

Un lugar donde criar a tus hijos…

A: Difícil pregunta. Pero, en los países menos ricos que he visitado es donde he encontrado más sonrisas en los niños quienes no tienen tantas cosas, pero, tampoco las extrañan y son felices con poco valorando muchas cosas que los niños de hoy en día ya no valoran. Posiblemente sería algún país asiático.

Italia, Inglaterra, Chile, Nicaragua, China, Austria, Bélgica, Portugal, Rumanía, Suiza, Alemania, Navarra, Catalunya, Isla Mauricio, Túnez, te falta conocer Oceanía… ¿y la vida sentimental? ¿Cómo unes ambas pasiones?

 A: Normalmente viajo en pareja, aunque en algunas ocasiones lo he hecho sola, cosa que recomiendo hacer en alguna ocasión de la vida.

 

Anna con su esposo Kilian en China
Anna con su esposo Kilian en China

Para esta viajera incansable, conocer otras culturas y costumbres es permitir que su mente se abra y su redacción no tenga fronteras en su blog. “Hay lugares que te dejan con la boca abierta o lugares marcados por una historia que te entra por los poros de la piel al situarte allí”, asegura mientras exclama que le “¡encanta!” disfrutar la gastronomía local en cada viaje.

Descubrir el mundo de Anna junto a su “Diario de viaje de Kiana” deja claro que compartir es el mejor aprendizaje de vida de un ser humano. Nada como frecuentar esos lugares propios de una localidad y empaparte de la vida real de un país. Gracias, Anna, un gustazo conocerte y entender que “viajar es invertir en salud y calidad de vida”.

Anna en Venecia
Anna en Venecia

Más de Anna en: http://www.diarioviajekiana.com/

 

 

Con pies viajeros- Entrevista a Karla Bade

 

Por: Diana Rodríguez (@diana_rodri23)

La creatividad es parte de un mochilero, ya sea para preparar aventuras o proyectos. Karla Bade hace de sus viajes un homenaje a sus pies mexicanos mostrándolos como protagonistas de sus fotos. Desde pequeña se interesaba por los mapas, atlas, libros de otros países, idiomas; y pasaba horas viendo programas de viajes.

Creció en una familia multicultural y su pasión por conocer ha hecho que los viajes sean parte de sus metas. “Cuando estaba por terminar la carrera en Literatura Alemana decidí que no quería dedicarme a eso sino a viajar y descubrir el mundo, fue ahí cuando enfoqué mi vida a ello y es desde entonces, que decidí que el viajar sería prioridad”, enfatiza Karla.

 ¿Viajar es?

K: Curiosidad. Definitivamente esa sed de conocer, de no poderme quedar con los brazos cruzados ni con los pies fijos sobre la tierra. Viajar me recarga de energía, es alimento para mi alma.

Karla es la creadora del blog “My World Traveling Feet”, en este sitio muestra sus aventuras en los veintiséis países que ha visitado hasta ahora como: Argentina, Chile, Brasil, Italia, España, Portugal, México, Francia, Alemania, Polonia, Irlanda, Egipto, Perú, Bolivia y más.

¿Por qué la idea de mostrar tus pies?

K: La idea es una especie de homenaje y agradecimiento a mis pies viajeros que me llevan a lugares que jamás creí conocer. Es gracias a ellos que camino el mundo y lo mínimo es agradecerles de esta manera, por eso, ellos son los personajes principales de mis aventuras por el mundo.

Karla fotografiando sus pies
Karla fotografiando sus pies

Generalmente, tratamos de reseñar lo mejor de los viajes ¿pero cuál ha sido la aventura más caótica?

K: Mi regreso de un viaje que hice a Cracovia en el 2006. Era invierno y hubo un banco de neblina que no permitía despegar a los aviones. Realmente era impresionante la neblina ya que ni siquiera podía distinguir si había algo delante de mí a tan sólo medio metro. Era como estar dentro de un cuarto blanco sin poder ver nada a tu alrededor. Dos días después, abrieron el espacio aéreo mas el único aeropuerto que estaba abierto era uno que quedaba en Katowice a unas horas de Cracovia. Conseguí un vuelo para poder regresar a Alemania (que era donde estaba viviendo en aquel entonces) pero cuando estábamos a punto de despegar, el avión giró en la pista y volvió al aeropuerto: habían cerrado nuevamente el espacio aéreo. Después de tres días en total de esperar pude volar de regreso a Alemania, conseguí un autobús que atravesó parte de Polonia y toda Alemania de un extremo al otro para poder llegar, 17 horas después, a Dortmund. De ahí tenía que llegar al aeropuerto de Hannover (unas casi 3 horas más de tren) para poder tomar mi vuelo a París. Creí que no lo conseguiría, estaba agotada, desesperada y con un sueño tremendo, más lo logré apenas. ¡Ese ha sido uno de mis viajes más desesperantes!

 ¿Y el shock cultural más fuerte como mochilera?

 K: Bolivia fue uno de los países que más me ha impresionado en la vida. Llegar a La Paz, la actitud de la gente con los extranjeros, dormir en un hotel a un lado del mercado de las brujas donde cuelgan fetos de llamas, caminar en la capital de un país latinoamericano en donde las calles siguen siendo de tierra y el ambiente de la ciudad es muy pesado, ha sido de mis shocks culturales más impresionantes junto con el viaje en autobús de La Paz a Uyuni, toda una experiencia…

Lago Todos los Santos en Chile
Lago Todos los Santos en Chile

Las aventuras de Karla son infinitas, interesantes y con una gran carga social. Esta enérgica viajera políglota hace de sus viajes la mejor universidad. “No pretendo bajar el ritmo de los viajes, aunque llegue a ser viejita y necesite de silla de ruedas seguiré viajando, ahora con mis ruedas viajeras”, comenta entre risas.

 Has visitado varios países en Latinoamérica ¿y Venezuela?

K: Sí, me encantaría poder ir a Venezuela. Tengo amigos allá y me encantaría poder visitar Caracas, Mérida, Maracay, y sobre todo, muero de ganas de conocer la Isla de Margarita y Los Roques.

Chichen Itzá en México
Chichen Itzá en México

Al conocer de la existencia de “My World Traveling Feet” entendimos que, definitivamente, la creatividad sólo se logra al divertirnos. Gracias, Karla, contigo aprendimos que aunque el camino se ponga cuesta arriba, o se extrañe el baño o la comida de nuestra casa, siempre las ganas de aventurar el mundo y “esa sed de viajar es mayor que el querer regresar pronto”.

Más de Karla en: http://myworldwidetravelingfeet.wordpress.com/

Pisar tierra con Adriana Herrera

Adriana en Irlanda
Adriana en Irlanda

 

Por: Diana Rodríguez (@diana_rodri23)

Hemos leído historias inspiradoras de personas que son de otros países que viven de viajar y conocer lugares.  Sé que muchos de ustedes pensarán “para ellos es fácil viajar al exterior porque no viven en Venezuela”, pero, Adriana Herrera, venezolana, también viaja por el mundo gracias a su constancia y dedicación para buscar la forma de visitar ciudades dentro y fuera del país.

Su vida se resume en crónicas de viajes que describen más de 60 ciudades visitadas en 20 países. Crónicas que le han dado un lugar en reconocidos medios de comunicación, tales como: National Geographic Traveler (Estados Unidos), El Nacional (Venezuela), Perfil (Costa Rica) y Avianca en Revista (Colombia).

¿Estar lejos de Venezuela te perjudica? ¿Te afecta no tener un lugar que te ahorre el trabajo de buscar dónde dormir o qué comer?

A: Extraño, eso sí, los afectos, la cercanía de un abrazo, pero no extraño mi cama o la silla en la que me siento todos los días. Sin embargo, uno anhela el regreso como un espacio de quietud. Viajar es un constante descubrimiento, esa búsqueda de hospedaje, comidas, boletos, etc., forma parte del camino. Mientras más rápido e inesperadamente resuelves, mejor te sientes y la aventura te sigue llamando. No quieres volver, aunque al mismo tiempo quieras hacerlo. Creo que la única vez que he querido estar en casa, fue durante una noche fría en Amsterdam, con una fiebre que no se me quitaba, ni se me quitó hasta que llegué en tren a otra ciudad al día siguiente.

Adriana en Amsterdam
Adriana en Amsterdam

A nuestra amiga periodista le gusta viajar sola mientras narra sus aventuras más íntimas en su blog “Viaja el Mundo”. Es su espacio para demostrar su pluma periodística fusionada con los viajes que comenzaron cuando tenía 29 años de edad.

 —Sospeché que quería vivir viajando cerca de mis 20 años. Estaba aún en la universidad y tenía ciertas ideas en la cabeza que veía lejanas, porque quería graduarme y alcanzar algunas metas profesionales que me había propuesto. A los 26 años esa lista de sueños y metas estaba totalmente cumplida y comencé a prepararme para dejarlo todo. Raro ¿no? Lo que había alcanzado, decidí dejarlo; no por aburrimiento, no por hastío, sino porque los viajes y escribir comenzaron a ser mi prioridad. A los 29 años di el paso, supe que desde entonces podía hacerlo, sin dejar el periodismo a un lado. Sabía que no haría otra cosa, y aquí estoy. Ya han pasado cuatro años –afirma Adriana.

Adriana vive en Venezuela, pero viaja siempre porque –según describe ella- “no le gusta quedarse en el mismo lugar por mucho rato”. Lo suyo son viajes en tren con un buen libro, con productivas conversaciones, conocer las caras poco comunes de los destinos, visitar nuevamente los pueblos si es necesario y recorrer el mundo en compañía de su iPod.

¿Qué te inspira a viajar?

A: La curiosidad, la soledad incluso; las ansias de escuchar otras voces, ver paisajes distintos. Cada viaje es un reto a uno mismo, no importa si es lejos, si es cerca, si te vas por tres días o tres meses. Los viajes para mí son un constante descubrimiento y eso es lo que me mueve, que nada nunca es igual.

De tanto países que conoces ¿en qué plano queda Venezuela?

A: Venezuela es mi país, donde consigo mayor inspiración y fuerzas para alcanzar lo que sueño. Aunque nos lo pongan difícil, soy de las optimistas y espero que nada me obligue a tomar la decisión de irme, de pensar mi vida en otro lugar. Quiero que mis hijos nazcan y crezcan en mí país.

Adriana en Malta
Adriana en Malta

Hay días en los que la situación país es más compleja y, a veces, nos hace pensar irnos  lejos, echar raíces en otra tierra, recorrer el mundo y olvidarnos de esta Venezuela gratificante en paisaje e historias. Gracias, Adriana, has hecho que nos reencontremos con nuestro país, porque a pesar de estar lejos y maravillarnos con otros lugares siempre vamos a querer –como bien narraste: “regresar a nuestro país. Pisar tierra, respirar profundo, visualizar, ver el viaje de otra manera. No importa lo que se vea, no importa qué tanto guste otro lugar donde se haya estado; siempre se quiere volver”.

Más de Adriana en: http://viajaelmundo.com/

“El gusanillo viajero”- entrevista a Rober y Lety

Por: Diana Rodríguez  (@diana_rodri23)

Rober y Lety, un par que recorre el mundo con hambre de conocer cada vez más países. Él, español aficionado al deporte y la cocina. Ella, italiana amante del buen sabor y la fotografía. Juntos desde el 2007 con ansias de viajar y apostando a las nuevas experiencias, porque para ellos “cada día es diferente al anterior, siempre hay lugares, personas, comidas y situaciones nuevas que te esperan y te sorprenden”.

— Desde siempre tuvimos la pasión de viajar aunque el viaje que nos hizo cambiar nuestra mentalidad completamente fue en Tailandia a los 24 años. Un año más tarde comenzamos nuestra primera gran aventura: ¡9 meses en el sudeste asiático! –comentan estos mochileros europeos.

Con 30 países como referencia, a Rober y Lety les falta toda América y África por descubrir. Son los creadores de “Mochileando por el Mundo” y se han vuelto mochileros después de un año sabático. Cansados de trabajar en el área administrativa y de recursos humanos en Barcelona, España, buscaron una nueva manera de vivir y que más que hacerlo mochileando.

(Rober y Lety) Creadores de Mochileando por el Mundo
Roberto y Letizia (Rober y Lety)

¿Cómo financian sus viajes?

R&L: tenemos ahorros de nuestros anteriores trabajos, algunas ganancias del blog y trabajamos puntuales. Para viajar no hace falta ser ricos, solo se necesitan dos cosas: ¡pasión y voluntad! Hay muchas formas de autofinanciarte una vez que estás en ruta: crear artesanías, escribir libros, dar clases de idiomas, incluso conocimos a una chica que cortaba el pelo en los hostales. Con un poco de fantasía y creatividad se puede hacer ¡todo!

 Desde Nueva Zelanda nos comentan que para ellos Venezuela es un país sorprendente, porque, todo viajero conocido que ha visitado nuestro país les habla maravillas. “A ver si el próximo gran viaje nos lleva hacia Sudamérica”, afirman.

Para Rober y Lety la cantidad de países que visitan está en segundo plano, lo primordial para ellos es la cantidad de conocimiento que absorben del lugar. Estos amigos de “Mochileando por el Mundo” han regresado varias veces a Tailandia, Camboya y Malasia.

Rober y Lety en Asia
Rober y Lety en Asia

—Si un país nos gusta no vemos porqué no regresar. Eso de “ya he estado aquí, lo quito del mapa y me olvido” no va con nosotros. De hecho ya estamos soñando con volver a India. Obviamente cuantos más países lleguemos a conocer mejor para nosotros, aunque no es tanto el número de países sino el cuánto conoces un país: preferimos ver 10 bien que 20 visitando sólo sus capitales. -explican.

Conocer el blog de Rober y Lety nos hizo reír al leer cada publicación. La naturalidad y espontaneidad de estos dos hace que cada narración sea amena. Desde la crónica de un día malo hasta los divertidos cuentos de los baños de China. “Nos tocó estar allí, situación incomoda porque no hay puertas en los baños y te consigues a todos haciendo sus necesidades mientras saludan y sonríen”, aseguran.

Rober y Lety en Agra (India)
Rober y Lety en Agra (India)

¿Dónde quisieran vivir de no poder viajar tan seguido como ahora?

R&L: De momento no encontramos ningún sitio para siempre. Hay lugares donde nos encantaría pasar una temporada viviendo como India, norte de Tailandia, Bali, alguna islita paradisíaca perdida por ahí, aunque la verdad es que llega un punto en que siempre vas a querer volver: en tu país tienes tu raíces, tu familia, tus amigos…

Lo emocionante de viajar y el toque diferente que le das a un viaje es dejar de lado al simple turista para ser parte del momento, del lugar, de la comunidad. Gracias Rober y Lety, con ustedes nos queda claro que “una vez que te pica el gusanillo viajero es difícil volver atrás”.

Rober y Lety en Las Maldivas
Rober y Lety en Las Maldivas

Más de Rober y Lety en: http://www.mochileandoporelmundo.com/