Con un viaje “todo cambia para siempre”- Entrevista a Cris y Álex

Cristina y José Alejandro
Cristina y José Alejandro

Por: Diana Rodríguez (@diana_rodri23)

Una reacción bastó para que el estilo de vida cambiara por completo. Con el apoyo en pareja alejan el aburrimiento de sus caminos, se aventuran en nuevas direcciones y apuestan a la brújula imaginaria. Para ellos, nunca es tarde desdibujar la rutina y la edad no es impedimento cuando llevas por mantra “Ahora Toca Viajar”.

 Cristina Romagosa y José Alejandro Adamuz es su presentación formal. Para nosotros Cris y Álex, un par de soñadores expertos que comenzaron su travesía, hace más de tres años, para encontrarse con el mundo desde una mirada personal. España, el país que los crío. “Ahora Toca Viajar”, su propio país hecho blog donde “nunca hay overbooking ni fronteras”.

 ¿Al narrar sus historias qué creen que aportan a la sociedad?

 C&A: pensamos que el que tiene posibilidad de viajar tiene siempre la obligación de contar lo que ve. Al escribir sobre nuestros viajes queremos transmitir la ilusión y las ganas por conocer y disfrutar del mundo.

 ¿Qué significa Ahora Toca Viajar para ustedes?

 C&A: que se acabó lo anterior y se dio inicio a una nueva forma de ver la vida, en la que el viaje es una respuesta a la crisis general que vivimos en estos tiempos. ¡Arriesgarse! En octubre viajaremos por Latinoamérica sin billete de vuelta. Es un proyecto que veníamos teniendo desde hace más de dos años. Por fin logramos que todo encajara y  ¡volaremos hacia nuevas aventuras!

 ¿Cuántos idiomas en sus mochilas?

 C&A: menos de los que deberíamos (RISAS) ente los dos sumamos el inglés, el francés, y cuatro palabras de alemán.  La verdad es que no se nos dan muy bien los idiomas.

Vestidos de apicultor en Pamiers, al Sur de Francia.
Vestidos de apicultor en Pamiers, al Sur de Francia.

¿Un lugar para criar a sus hijos sería…?

 C&A: pues nunca nos lo habíamos planteado hasta ahora (RISAS) Seguramente nuestro propio país donde es fácil disfrutar del mar, la naturaleza y es fácil viajar a todo el mundo. Aunque hablando de ideales, lo máximo sería poder viajar con los hijos también. Criar a nuestros hijos en el camino, como una pequeña familia de robinsones. ¡Sí, eso es un sueño bonito!

 ¿En pareja se viaja mejor?

 C&A: lo bueno de los viajes en pareja es que son una forma de conocimiento conjunto. Compartir un viaje ayuda a fortalecer la relación sentimental de la pareja. Creemos que todos los consejeros matrimoniales deberían llevarse a las parejas con problemas de viaje. Si esos problemas no tienen solución cuando vuelvan lo harán separados; si por el contrario tienen solución, volverán más unidos que nunca. Evidentemente, esto los consejeros lo ocultan porque en ambos casos su trabajo se acabaría.

 ¿Algún shock cultural en los viajes?

 C&A: en Dubái tuvimos que adaptarnos a las normas sociales rígidas de los Emiratos (prácticamente no puedes caminar cogidos y tampoco andar dándote besos con tu pareja a todo rato y de forma ostensible). También fue un shock cultural ver a lo que llega el poder económico y el lujo que se respira en la ciudad. Por otro lado, estaban los “convidados de trabajo” que así llaman a los inmigrantes que trabajan en la construcción y en tareas domésticas por muy poco dinero y que viven en pisos pequeños compartidos o, peor, en chabolas y en los propios recintos de las obras.  Todo esto está oculto en Dubái. Allí sólo puede lucir la cara amable del lujo.

 Rusia, Roma, Malta, Marruecos, Florencia, Berlín, Madrid, Irlanda, Londres, Barcelona, Dubái, Cataluña, Latinoamérica y millones de planes viajeros traducen el trabajo compartido de Cris y Álex como bloggers. Ambos nos enseñan que “desde la subjetividad puedes emocionarte con un lugar” y una vez dado el primer viaje “todo cambia para siempre” y…

 ¿Pueden llegar a ser?

C&A: aventureros como Marruecos,  soñadores como Florencia, luchadores como Berlín, amistosos como Irlanda…Idealistas como Londres.

Playa de Irlanda, en el Anillo de Kerry.
Playa de Irlanda, en el Anillo de Kerry.

Más de Cris y Álex en: http://www.ahoratocaviajar.com/

Advertisements

Acapella Ristorante: una mezcla de sabores en buena mesa

Luego de aceptar la grata invitación de nuestros amigos de @AcapellaRisto ,compartimos con ustedes un breve vídeo que expresa muy bien el estilo, trabajo y amabilidad de este lugar. Una definición de la gastronomía italiana con clase y piano bar. Sin duda una excelente opción para esos momentos especiales mientras están en Caracas-Venezuela.

Marisol: “viajar es disfrutar, no una carrera para sumar países”

Por: Diana Rodríguez (@diana_rodri23)

“Mi Mundo Viajero” se llama el blog; ella, Marisol. En común: las letras y las fotografías que deja cada viaje.

Con más de dos mil seguidores en Twitter, Marisol se ha convertido en adicta a la escritura; no es para menos si cada aventura que hace merece ser reseñada y compartida. Ya son 30 países recorridos entre Asia, África y Europa que hacen de esta soñadora una Travel Blogger.

¿El primer miedo a vencer cuando decidiste viajar?

M: Cuando realicé mi primer viaje fuera de España y vi que los miedos al idioma, que era mi mayor preocupación, eran infundados. Al final acabas entendiéndote sin saber mucho inglés, ya que los dibujos en un cuaderno o la mímica también funcionan.

¿Cómo planificas el destino y sustentas tus viajes?

M: Para que un viaje me salga lo más barato posible lo primero que tengo en cuenta es lo caro que es el país, y a partir de ahí intento buscar ofertas en los billetes del vuelo, que al ser lo más caro me reduce mucho el presupuesto total del viaje. Como ejemplo os pondré el del año pasado, el billete A Milán (Italia). Milán fueron 302 euros. Mientras que el billete a Kuala Lumpur (Malasia) y Manila (Filipinas) no llegó a 100 euros. 10 días en Malasia, con vuelo a Borneo y 21 días en Filipinas conociendo cuatro islas distintas rondarían los 1600 precio total. Por un mes y en la otra punta del mundo: ¿qué más se puede pedir?

Marisol en Petra-Jordania
Marisol en Petra-Jordania

¿Cuál fue el viaje más largo?

M: El viaje en el que más tiempo he estado fuera de casa fue de 45 días. En él recorrí la India, Nepal y Sri Lanka. Y en ese momento no me dio tiempo a echar de menos mi país de hecho hubiera seguido recorriendo los países colindantes. Es como una adicción, cuanto más viajas más quieres seguir viajando.

¿El país define la crianza de un hijo? ¿Elegirías alguno en específico?

 M: Cualquier sitio es bueno, no creo que sea el país lo que te repercuta en la educación de un hijo. El ver cómo es la vida en cada lugar te ayuda, creo yo, a ser mejor persona aunque el lugar a priori pensemos que no es el adecuado. Por eso, no me gusta nada cuando la gente que no ha visto lo que realmente hay por el mundo hace comentarios de desprecio hacia otros países, como “yo no iría nunca a la India (por poner un ejemplo), que ahí hay mucha miseria”. Lo que no ven es que la mayor parte de esa gente es mucho más feliz que ellos, siempre les ves con una sonrisa en la boca y están más a gusto consigo mismos con lo poco que tienen que esas personas que se dedican a hacer críticas gratuitas y que sólo viven para tener un coche o un móvil mejor.

¿Algún shock cultural?

M: la India. Me impactó, pero, no por la pobreza que ves sino por lo felices que son las personas que viven allí con lo que tienen, la religiosidad que se respira y también por la suciedad que hay en cualquier sitio al que vas. También me ha encantado Japón, lo organizados que son, lo puntuales, lo amables y las ganas de ayudarte y sobre todo lo limpio que está todo.

Marisol desde Kyoto en Japón
Marisol desde Kyoto en Japón

Viajar es un ir y venir de aventuras, emociones, sorpresas culturales y puerta abierta para la amistad. Para Marisol, adicional, es la sensación de no querer regresar al punto de partida. “Cuanto más dura un viaje más me gustaría que continúe. Cada día es una experiencia nueva”, afirma.

¿Qué cambia la forma de vida de un mochilero?

M: lo importante en un viaje no es dónde te alojas o lo que gastas, sino conocer la esencia del lugar, interactuar con la gente que vive allí y no sólo ver aquello que las autoridades del país quieren enseñar al turista.

Para nuestra amiga mochilera la experiencia está en saborear los momentos y enriquecerte de ellos, porque “viajar es disfrutar no una carrera para sumar países”.

Desde Palmira con unos beduinos en Siria
Desde Palmira con unos beduinos en Siria

Más de Marisol en: http://mimundoviajero.wordpress.com/

Viajar: un aprendizaje, la mejor medicina – Entrevista a Anna

Por: Diana Rodríguez (@diana_rodri23)

Realizar un viaje es trasladarse no sólo a un lugar sino a una cultura donde se conocen idiomas, leyes e idiosincracia; compartir esa aventura regala reflexiones, ideas y nuevos propósitos de vida a otros. Anna sabe muy bien de lo que hablamos, porque es precisamente lo que proyecta con cada publicación que sube a su blog “Diario de viaje de Kiana”.

La meta siempre es conocer las culturas de otros países, pero ¿España? ¿Qué haces cuando no puedes viajar al exterior?

A: Soñar con los viajes y buscar la manera de poder conocer sitios dentro de mi propio país (España) ya que tenemos lugares muy lindos a pocos kilómetros de casa, que muchas veces no valoramos o dejamos de lado por el hecho de que son muy accesibles y creemos que podemos visitarlos en cualquier momento.

¿Cuánto tiempo te lleva planificar un viaje a un nuevo destino?

A: Depende del viaje, de la duración (escapada corta o viaje largo), del conocimiento o desconocimiento del destino (si ya he estado anteriormente o no). Cuando decido un destino y compro los billetes, empiezo a mirar rutas, hoteles. Yo no disfruto sólo con el viaje sino que ya disfruto con el proceso de planificación y prefiero planificar bastante antes de partir, dejando siempre cierto espacio para la improvisación. Me gusta organizar la ruta para no tener que perder tiempo durante el viaje en asegurarme algo básico como un techo bajo el que dormir. También obtengo, a través de internet, algunas entradas de lugares que sé que quiero visitar y que sé que obtenerlas físicamente en el destino me podría hacer perder mucho tiempo o podrían agotarse y quedarme sin la visita.

Anna en Chile
Anna en Chile

 

Aproximadamente 21 países visitados, múltiples cultura e interpretaciones… ¿Un shock cultural inolvidable?

A: Supongo que visitar países musulmanes en los que el papel de la mujer queda relegado a un segundo plano, privadas de libertades y donde su opinión no es tenida en cuenta y ni siquiera escuchada.

Un lugar donde criar a tus hijos…

A: Difícil pregunta. Pero, en los países menos ricos que he visitado es donde he encontrado más sonrisas en los niños quienes no tienen tantas cosas, pero, tampoco las extrañan y son felices con poco valorando muchas cosas que los niños de hoy en día ya no valoran. Posiblemente sería algún país asiático.

Italia, Inglaterra, Chile, Nicaragua, China, Austria, Bélgica, Portugal, Rumanía, Suiza, Alemania, Navarra, Catalunya, Isla Mauricio, Túnez, te falta conocer Oceanía… ¿y la vida sentimental? ¿Cómo unes ambas pasiones?

 A: Normalmente viajo en pareja, aunque en algunas ocasiones lo he hecho sola, cosa que recomiendo hacer en alguna ocasión de la vida.

 

Anna con su esposo Kilian en China
Anna con su esposo Kilian en China

Para esta viajera incansable, conocer otras culturas y costumbres es permitir que su mente se abra y su redacción no tenga fronteras en su blog. “Hay lugares que te dejan con la boca abierta o lugares marcados por una historia que te entra por los poros de la piel al situarte allí”, asegura mientras exclama que le “¡encanta!” disfrutar la gastronomía local en cada viaje.

Descubrir el mundo de Anna junto a su “Diario de viaje de Kiana” deja claro que compartir es el mejor aprendizaje de vida de un ser humano. Nada como frecuentar esos lugares propios de una localidad y empaparte de la vida real de un país. Gracias, Anna, un gustazo conocerte y entender que “viajar es invertir en salud y calidad de vida”.

Anna en Venecia
Anna en Venecia

Más de Anna en: http://www.diarioviajekiana.com/